Cuba autorizará la venta de casas a extranjeros

Miércoles, 11 Agosto 2010Noticias
LA HABANA, Cuba -- Cuba iniciará en enero negociaciones para construir 16 campos de golf con capital internacional, que incluyen la venta de casas a extranjeros, tras una década de congelada esa política inmobiliaria abierta en los años 90, informó el domingo el ministro de Turismo, Manuel Marrero. Marrero aseguró que el acuerdo "ya fue aprobado por el Consejo de Ministros, está en el proceso de implementación y se está concluyendo", pero las autoridades están definiendo normas como el estatus migratorio de los extranjeros que posean vivienda en esos enclaves de lujo. El ministro dijo a periodistas, durante una sesión del Parlamento, que además se analizan los contratos de compra-venta y los estatutos de las empresas mixtas -capital extranjero y del Estado cubano- que se crearían para desarrollar el proyecto. En la crisis económica de los años 90, por la caída del bloque socialista, Cuba autorizó la venta de apartamentos nuevos a extranjeros construidos por inmobiliarias de capital mixto, lo que paralizó en el año 2000, al disponer que compañías estatales los adquirieran para ser alquilados. La legislación cubana no permite la propiedad de viviendas a extranjeros o cubanos emigrados; en tanto que tampoco los nacionales pueden comprar o vender en un mercado libre sus casas, sólo cambiarlas (permuta). El Gobierno decidió potenciar los campos de golf -sólo existe uno en La Habana y otro en Varadero- como parte de las medidas para afrontar una severa crisis económica. "Desde el punto de vista jurídico, es muy complejo, lleva cerca de ocho instrumentos jurídicos y nosotros estamos trabajando en función de que, antes que termine el año, debe salir en la Gaceta (oficial) publicado y deben empezarse las negociaciones en enero próximo", precisó. El funcionario señaló que de los 16 proyectos aprobados, cuatro tienen las negociaciones muy avanzadas y se desarrollarán en Holguín (este), Pinar del Río (oeste) y dos entre La Habana y el balneario de Varadero, 150 kilómetros al este de la capital. Marrero admitió que las devaluaciones del euro y la libra esterlina afectaron los ingresos turísticos cubanos este año, pues la isla contrata sus servicios en monedas distintas al dólar estadounidense, debido al embargo de ese país contra la isla. "Evidentemente tiene un impacto en el ingreso real del turismo (...) en la etapa inicial del año nos hemos afectado mucho", dijo Marrero sin precisar la magnitud, aunque señaló que el número de turistas ha crecido un 1,3% en lo que va de año. Cuba recibe cada año más de 2,2 millones de turistas y recauda unos 2.000 millones de dólares, su ingreso mayor en divisas -después de los servicios médicos-.

Indice por Fecha