Cayo Guillermo

Atracciones Turísticas

A sus más de 30 kilómetros de playas vírgenes y el encanto singular que ofrecen a los amantes del buceo sus fondos marinos, protegidos por la segunda barrera coralina más extensa del mundo (sólo aventajada por la de Australia), Jardines del Rey adiciona sus altos valores escénicos y ambientales y sus bien conservados ecosistemas tropicales, para constituirse en una propuesta capaz de seducir al vacacionista más exigente.

Mas por ahora sólo dos de sus mejores parcelas están en explotación: Cayo Coco y Cayo Guillermo. Bañado por las aguas del Canal Viejo de Bahamas, el primero de éstos ocupa 370 km2 de superficie, lo que lo convierte en el tercero en extensión del territorio insular cubano, y está enlazado a tierra firme por una vía sobre el mar (pedraplén) que atraviesa la Bahía de Perros a lo largo de 17 kilómetros. Un aeródromo capaz de recibir a naves de mediano y pequeño porte operará allí hasta finales de este año, cuando deberá inaugurarse un aeropuerto internacional en la zona de Casasa, en el extremo oriental de esa isla.

Cayo Guillermo, un minúsculo islote de apenas 13 km2 de superficie inmortalizado por el Premio Nobel de Literatura Ernest Hemingway en su obra Islas en el Golfo, al llamar la atención sobre lo verde y prometedor que le resultara.

Sus tres playas, entre éstas Playa Pilar considerada una de las más hermosas de la región, alcanzan una longitud total de cuatro kilómetros y su valor escénico se refuerza con la existencia de otros elementos naturales como las dunas más altas del Caribe, que alcanzan hasta 15 metros de altura.