Valle de San Luis

Atracciones Turísticas

Del esplendor que el auge de la industria azucarera propició a esta villa en las postrimerías del siglo XVII habla el cercano y extenso Valle de San Luis, también llamado de los Ingenios, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad y que constituye una importante reserva arqueológica.

Se afirma que en su momento de mayor esplendor, la zona llegó a ser la principal productora de caña de azúcar del país al moler allí decenas de fábricas que podían divisarse desde lo alto de la Torre de Manaca-Iznaga, de 45 metros de altura y cuyos campanazos marcaban el inicio y el fin de las labores en las plantaciones de esta dulce gramínea. Hoy se conservan 75 ruinas correspondientes a ingenios, casas de verano, barracones y otras instalaciones relacionadas con la fabricación del demandado producto.